Home > Posições da China
Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida 2 de abril de 2020 por Portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying
2020/04/02

CCTV: El 31 de marzo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Guterres, emitió un informe titulado Responsabilidad Compartida, Solidaridad Global: Respuesta a los Impactos Socioeconómicos de COVID-19. Dijo: "La COVID-19 es la prueba más grande que hemos enfrentado juntos desde la formación de las Naciones Unidas. Esta crisis humana exige una acción política coordinada, decisiva, inclusiva e innovadora de las principales economías del mundo, y el máximo apoyo financiero y técnico para las personas y países más pobres y vulnerables ". ¿Tienes algún comentario?

Hua Chunying: Tomamos nota de este reciente informe emitido por el Secretario General de la ONU. Agradecemos los esfuerzos de la ONU para coordinar la respuesta internacional a la pandemia.

Desde que estalló la COVID-19, la ONU, la OMS y otras organizaciones internacionales han estado movilizando a la comunidad internacional para mejorar la coordinación de políticas y la aportación de recursos, y especialmente para ayudar a los países en desarrollo con sistemas de salud pública frágiles a estar mejor preparados. Sus esfuerzos han sido ampliamente apoyados por la comunidad internacional. Durante la reciente Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20 sobre COVID-19, todas las partes acordaron que ningún país podría enfrentar esta pandemia solo, y que la comunidad internacional necesita más solidaridad y cooperación que nunca.

El presidente Xi hizo una serie de propuestas sobre una respuesta internacional unida, incluida una reunión de ministros de salud del G20 que se convocará lo antes posible, una iniciativa de asistencia COVID-19 del G20 para un mejor intercambio de información con el apoyo de la OMS, una respuesta colectiva para prevención y control a nivel internacional, y discusión sobre el establecimiento de mecanismos regionales de enlace de emergencia de salud pública. También pidió a los miembros del G20 que tomen medidas colectivas como reducir los aranceles, eliminar las barreras y facilitar el flujo sin restricciones del comercio. Juntos, el G20 puede enviar una señal fuerte y restaurar la confianza en la recuperación económica mundial.

La pandemia de COVID-19 está devastando inquietantemente el mundo. Como dijo el Secretario General Guterres, puede ser la mayor prueba y crisis para nuestra generación. Ante esta crisis mundial de salud pública que se produjo de repente, la comunidad internacional debe trabajar en solidaridad para superarla. Esperamos que todos respondan a su llamado y apoyen el trabajo de coordinación de la ONU y la OMS para derrotar la pandemia lo antes posible.

Bloomberg: Hoy hay un informe que cita a tres funcionarios de inteligencia de EE. UU. de que China ocultó el alcance del brote y no reveló tanto los casos confirmados totales como los de muertes. Dos de los funcionarios también dijeron que el informe concluyó que los números de China no eran reales. ¿Tienes algún comentario sobre esto?

Hua Chunying: Como reportero de Bloomberg, debe estar al tanto de los recientes informes de los medios estadounidenses sobre la situación epidémica en el país y la respuesta de la administración. Cuando planteaste esta pregunta, creo que ya tenías una respuesta en tu mente y solo querías confirmarla.

Noté muchos informes de los medios estadounidenses sobre lo que mencionaste. El vicepresidente estadounidense Pence y el secretario de Estado Pompeo dijeron cosas similares el 1 de abril para acusar a China de encubrir la epidemia. Incluso afirmaron que China ya había respondido al brote más de un mes antes de que el mundo supiera sobre el problema en diciembre del año pasado.

Mis colegas y yo no nos cansamos de elaborar todos los detalles de la respuesta de China, lo que demuestra claramente que China ha estado dando actualizaciones abiertas, transparentes y oportunas al mundo. Creo que puede haber sacado la misma conclusión basándose en la información diaria publicada por el gobierno chino. En cuanto a la seguridad de la salud pública internacional, deberíamos escuchar a la OMS y a los expertos en epidemiología y control de enfermedades en lugar de a varios políticos que son mentirosos habituales. De hecho, ayer, un alto funcionario de la OMS refutó las acusaciones injustificadas sobre "los datos no transparentes de China" en una conferencia de prensa en Ginebra. Simpatizamos con los estadounidenses que se enfrentan a una situación grave, y me imagino por qué algunos en los Estados Unidos están tratando de fabricar y echar la culpa. No queremos entrar en ninguna discusión sin sentido con ellos. Pero en respuesta a sus calumnias interminables e inmorales, siento no tener yo más remedio que tomarme unos minutos para aclarar la verdad una vez más.

Es cierto que Wuhan fue donde se informaron por primera vez los casos de COVID-19. Pero, ¿dónde y cuándo se originó exactamente este virus? Leemos muchos informes y hallazgos recientes sobre eso. Hay artículos escritos por profesionales médicos de Italia, el Reino Unido, los EE. UU., Australia y otros países, que se publican en las principales revistas académicas, incluida Nature Medicine. Sobre el origen del virus, la posición del gobierno chino ha sido consistente. Es un asunto serio que requiere una evaluación científica, basada en hechos y profesional realizada por expertos. Ahora hay varios informes sobre opiniones autorizadas y basadas en la ciencia de expertos. Estas opiniones deben ser valoradas y respetadas por todos, incluidos los políticos en los Estados Unidos. China invitó a expertos de la OMS a visitar Wuhan como parte de una misión conjunta. Como algunos en los EE. UU. están tan obsesionados con el tema, recomendamos a la parte estadounidense que también invite a la OMS y a expertos internacionales a visitar el país y descubrir la verdad.

El cronograma de la respuesta de China es muy claro, ya que se puede deducir de los informes de los medios. El 27 de diciembre de 2019, Zhang Jixian, directora del Departamento de Cuidados Respiratorios y Críticos del Hospital Hubei de Medicina Tradicional China y Occidental Integrada, informó los primeros tres casos sospechosos. El 29 de diciembre, los centros relacionados para el control y prevención de enfermedades y los hospitales en Hubei y Wuhan llevaron a cabo una investigación epidemiológica. El 30 de diciembre, el Comité de Salud Municipal de Wuhan emitió un "aviso urgente sobre el tratamiento de la neumonía de causa desconocida". El 31 de diciembre, el NHC envió un grupo de expertos a Wuhan para investigar en el sitio. El 3 de enero de 2020, China comenzó a enviar actualizaciones oportunas a la OMS y otros países, incluidos los EE. UU. El 8 de enero, el patógeno fue identificado preliminarmente. El 11 de enero, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades subió cinco secuencias genómicas completas del nuevo coronavirus en el sitio web y compartió datos con el mundo y la OMS. El 23 de enero, Wuhan fue cerrada y se adoptaron medidas integrales, exhaustivas y rigurosas sin precedentes. Al tomar estas medidas decisivas y firmes, el gobierno chino aseguró en la mayor medida posible la vida y la salud del pueblo chino y ganó un tiempo precioso para detener la propagación mundial del virus. Como dije ayer, la revista Science publicó un artículo de investigadores en los Estados Unidos, el Reino Unido y otros países que decía que las medidas de control de China funcionaron rompiendo con éxito la cadena de transmisión y ganando a otros países un tiempo valioso. Hay informaciones de que el Dr. Fauci, el experto médico que lidera el esfuerzo de la Casa Blanca para contener el coronavirus, se negó recientemente a dejar que otros lo presionen para decir que China debería advertir a los Estados Unidos tres meses antes, porque simplemente no concuerda con los hechos. El editor de The Lancet dijo en la BBC que "el mensaje de China es muy claro ... desperdiciamos febrero cuando podríamos haber actuado ... es un escándalo nacional".

China siempre ha sido abierta, transparente y responsable en todos sus esfuerzos. ¿Pueden las pocas personas estadounidenses que acusan a China decirle al mundo que, si el brote hubiera afectado primero a Estados Unidos, habría manejado la situación mejor que el gobierno chino? Si su respuesta es afirmativa, me pregunto si podrían responder lo siguiente: El 15 de enero, los CDC de EE. UU. emitieron advertencias sobre la neumonía causada por el coronavirus. El 25 de enero, Estados Unidos anunció la decisión de cerrar su consulado en Wuhan y retirar a todo el personal. El 2 de febrero, prohibió la entrada de todos los ciudadanos chinos y extranjeros que habían estado en China durante los últimos 14 días. ¿Qué ha hecho Estados Unidos en los dos meses transcurridos desde entonces? Según un informe del New York Times del 11 de marzo, dada a enero cuando la Dra. Helen Y. Chu, una denunciante en los Estados Unidos, dio la alarma sobre la epidemia en los Estados Unidos e informó sus resultados de las pruebas a los reguladores estadounidenses en febrero, pero resultó que le ordenaron cerrar la boca y dejar de probar. ¿Cómo se explica esto? ¿Por qué a fines de febrero la Casa Blanca todavía pidió a funcionarios y expertos en salud que obtuvieran la aprobación de la oficina del vicepresidente Pence antes de hacer declaraciones públicas sobre la epidemia? ¿Por qué el 2 de marzo los CDC dejaron de divulgar datos sobre pruebas y muertes? ¿Por qué en el mismo día el Dr. McCarthy del New York-Presbyterian Hospital dijo en un programa de la CNBC que su hospital tenía que "pedir" a las autoridades de salud para evaluar los casos sospechosos? Hemos visto muchos informes que piden a los funcionarios estadounidenses que dejen de buscar excusas y chivos expiatorios por su pobre respuesta.

Entendemos que Estados Unidos se enfrenta a dificultades y algunos funcionarios están bajo presión y tenemos mucha compasión por el pueblo americano que está sufriendo el brote actual. Por espíritu humanitario, nos gustaría brindarles apoyo y ayuda a medida que nuestra capacidad lo permita. Sin embargo, los comentarios de estos pocos políticos estadounidenses son simplemente desvergonzados y moralmente repulsivos. Como hemos dicho repetidamente, las calumnias, las difamaciones y los juegos de echar culpa no pueden compensar el tiempo perdido. Más mentiras solo perderán más tiempo y conducirán a más vidas perdidas. Un consejo sincero para estos políticos: en este momento, la vida debe anteponerse a la política. Es inmoral e inhumano politizar la salud pública, lo que debería ser condenado por todos en los Estados Unidos y más allá. Espero que no pierdan más tiempo y se concentren en combatir la pandemia y salvar vidas estadounidenses.

(Al reportero de Bloomberg News) Veo que has estado asintiendo con la cabeza, así que creo que deberíamos tener un consenso al respecto. Espero que ayuden a transmitir mi mensaje en forma auténtica, integral y lo más completa posible al pueblo estadounidense, incluidas las pocas personas que han denigrado y manchado a China. Sería muy apreciado.

AFP: Algunos países están ajustando las cifras oficiales para incluir más casos de muertes de lo que se informó anteriormente. Por ejemplo, Francia ha incluido los casos de muertes no hospitalarias por COVID-19 en la información. Entonces, ¿tiene China un plan para revisar sus cifras oficiales en el futuro?

Hua Chunying: Esa es una pregunta sutil, pero creo que entiendo a qué te refieres. Otros países pueden ajustar las cifras como mejor les parezca. El gobierno chino, como dijimos, ha estado publicando actualizaciones diarias de manera oportuna, abierta, transparente y altamente responsable. Puede consultar la conferencia de prensa de la OMS celebrada ayer en Ginebra, donde el jefe del Programa de Emergencias de la OMS nuevamente elogió los datos oportunos y valiosos de China.

Shenzhen TV: Según los informes, los funcionarios estadounidenses de varios departamentos gubernamentales planean tomar nuevas medidas restrictivas sobre Huawei, que requerirán que las compañías extranjeras que usan equipos de fabricación de chips de EE. UU. obtengan la aprobación antes de suministrar algunos chips a Huawei. ¿Eres consciente de esto y cuál es tu comentario?

Hua Chunying: Usted mencionó un posible plan de Estados Unidos para imponer nuevas restricciones a Huawei. No estoy segura de lo que están tratando de hacer ahora. Tendrás que preguntar a ellos. Pero sí noté el otro día los comentarios del presidente rotativo de Huawei, Xu Zhijun. Creo que su pregunta en réplica fue contundente y elocuente.

La posición del gobierno chino es constante, nos oponemos firmemente a que EE. UU. use el poder estatal y cargos falsos para suprimir a las compañías chinas. El gobierno chino no hará caso omiso ante la matonería de los Estados Unidos en la ciencia y tecnología.

CRI: China envió un equipo médico a Venezuela para ayudar en la lucha del país contra la COVID-19. Este es el primero y hasta la fecha el único equipo médico que China ha enviado a la región de América Latina y el Caribe. ¿Puedes confirmar eso?

Hua Chunying: Lo que dices es cierto. Desde el estallido de la COVID-19, en adhesión al concepto de una comunidad de futuro compartido para la humanidad, China ha apoyado activamente a los países de América Latina y el Caribe en la lucha contra la epidemia a través de videoconferencias, donaciones de materiales para la prevención de la epidemia y asistencia en adquisiciones comerciales, para salvaguardar la vida y la salud de las personas de China y América Latina.

A pedido de la parte venezolana y en vista de sus dificultades y necesidades reales, China ha enviado recientemente un equipo de expertos médicos al país. Los expertos chinos ayudarán a la parte venezolana en mejorar la respuesta local y las medidas de tratamiento en un esfuerzo activo para la prevención y el control de la epidemia en Venezuela y en la región de América Latina y el Caribe.

China Daily: Los informes de los Países Bajos, Bélgica y otros países europeos sugieren que las máscaras compradas en China no cumplieron con los estándares de calidad. ¿Tienes una respuesta a eso?

Hua Chunying: Ya respondí a las preguntas sobre la calidad de las máscaras chinas informadas por los medios holandeses hace unos días. Según la investigación preliminar realizada por la autoridad competente del lado chino, el lote de máscaras en cuestión fue comprado por un agente de compras holandés. El fabricante chino informó a la parte holandesa antes de enviar estos productos que son máscaras no quirúrgicas. Sus procedimientos de despacho de aduanas de exportación también se denominaron "máscaras no quirúrgicas".

En medio de la lucha mundial en curso contra la pandemia, los fabricantes chinos, poniéndose en el lugar de otros países con necesidades urgentes, han estado trabajando las 24 horas para proporcionar suministros médicos a la comunidad internacional.

China concede gran importancia al control de calidad de las exportaciones. Los departamentos relevantes acaban de implementar medidas regulatorias más rigurosas. Las compañías exportadoras de suministros médicos deben declarar en formato escrito o digital al momento del despacho de aduana que sus productos tienen un certificado de registro válido para dispositivos y productos médicos y cumplen con los estándares de calidad de sus destinos.

Todos sabemos que las máscaras de varias categorías ofrecen diferentes niveles de protección. Algunos son para el uso diario y otros para fines profesionales y médicos. Todos los países necesitan urgentemente suministros médicos, incluidas máscaras. Queremos recordarles a todos que verifiquen dos veces las instrucciones de uso para asegurarse de que lo que compren pueda cumplir con los fines previstos y evitar cometer errores en medios de urgencia, tal como el uso indebido de máscaras no quirúrgicas para fines quirúrgicos. Es irresponsable que los pocos medios promocionen el llamado problema de calidad de los productos chinos antes de aclarar sus hechos. Espero que no estén motivados por intensiones ocultas porque obviamente ese alboroto no ayuda a la cooperación internacional en la lucha contra la pandemia.

Phoenix TV: Vemos algunos informes sobre extranjeros que viven en China que se niegan a seguir las medidas de cuarentena. Algunos incluso golpearon al personal médico y tuvieron altercados con los residentes locales. Pero en otros casos, hay gobiernos locales que son acusados ​​de ofrecer un trato "supranacional" a los extranjeros, lo que ha sido cuestionados por los ciudadanos en línea. ¿Cuál es la opinión del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre estos?

Hua Chunying: También hemos notado algunos informes en línea sobre estos y, francamente, me hacen sentir triste.

Ayer respondí una pregunta aquí sobre si extranjeros son discriminados en China. Lo que mencionó hoy es sobre extranjeros que no cumplen con las regulaciones chinas. Creo que ambas cuestiones merecen mucha atención. China siempre otorga gran importancia a la seguridad y la salud de los ciudadanos extranjeros en China. Desde el estallido del brote, les hemos ofrecido asistencia para hacer frente a la epidemia y llevar una vida lo más normal posible. Los ciudadanos extranjeros que contrajeron la COVID-19 aquí también han sido tratados igualmente como los chinos. Al mismo tiempo, todos los extranjeros en China deben acatar estrictamente las leyes y regulaciones de China sobre prevención y control de enfermedades infecciosas y las regulaciones locales a este respecto, porque estas reglas están destinadas a proteger a todos, chinos y extranjeros por igual. Los ciudadanos chinos y extranjeros en China reciben un trato igual ante estas medidas y regulaciones. Los extranjeros que desafíen las medidas de prevención de epidemias e interrumpan el orden público, poniendo en peligro la salud y seguridad públicas, serán perseguidos por su responsabilidad legal.

Reuters: La primera pregunta es sobre el congresista de los Estados Unidos pidiendo al Departamento de Estado que exija a China que investigue la desaparición de tres periodistas ciudadanos chinos que intentaron exponer el impacto del coronavirus en Wuhan. La segunda trata de las estrictas reglas de la administración Trump para evitar que China obtenga tecnologías avanzadas de los Estados Unidos con fines comerciales que luego se desvían para uso militar. ¿Tienes algún comentario?

Hua Chunying: Sobre su primera pregunta, francamente, tengo mucha perplejidad sobre qué han hecho realmente estos congresistas estadounidenses por el pueblo estadounidense cuyos votos los pusieron en el cargo, especialmente frente a esta pandemia desafiante. Están prestando constantemente atención a lo que está sucediendo en otros países, y luego lanzan acusaciones e impugnaciones viciosas basadas en información completamente errónea, tergiversada, fabricada e infundada, para servir a sus motivos ocultos. Con respecto a las tres personas desaparecidas, no sé de qué estaban hablando. Sé que algunas personas en los EE. UU. pueden tener algunas preocupaciones sobre cómo se divulgó la información desde el principio cuando estalló la epidemia en Wuhan. Pero los departamentos relevantes chinos ya han llevado a cabo una investigación exhaustiva y han publicado los resultados. Los chinos confiamos en nuestro gobierno. ¿Por qué algunos congresistas estadounidenses se creen que están en condiciones de poner en duda lo que no tiene ningún fundamento? Sería mejor dedicar su tiempo a instar al gobierno a que haga más cosas tangibles por sus electores, esforzándose para salvar tantas vidas como sea posible y garantizar la seguridad del pueblo estadounidense. Este es mi consejo sincero para aquellos que recientemente han hecho demasiados ruidos. Cuantos más ruidos hagan, más daño harán a la imagen estadounidense en el mundo, especialmente a los ojos del pueblo chino.

En cuanto a su segunda pregunta, es una práctica internacional habitual promover el desarrollo integrado de los sectores militar y civil. Estados Unidos no es la excepción. Como sé, el Departamento de Defensa de los EE. UU. y los militares llevan a cabo varios proyectos de cooperación con universidades estadounidenses, instituciones de R&D y empresas privadas. Algunas compañías multinacionales estadounidenses son la "fusión militar-civil" por sí, ya que sus operaciones comerciales y productos cubren ambos extremos. La política de integración militar-civil de China tiene como objetivo movilizar efectivamente los recursos militares, coordinar el desarrollo económico y social con el desarrollo de la defensa nacional y beneficiar al público con el progreso científico y tecnológico. Esta política es abierta y justificada. No existe el "robo" o la "desviación" de la tecnología extranjera. En esta lucha contra la COVID-19, China está realmente por delante de los EE. UU. en algunos aspectos. Usamos cosas en esta lucha que Estados Unidos ni siquiera tiene. ¿Cómo podrían los Estados Unidos acusarnos de robarles cosas que ni siquiera tienen? Algunos funcionarios estadounidenses distorsionaron la política de integración militar-civil de China en un desprecio malicioso de los hechos y buscan imponer un embargo tecnológico a China con este pretexto, interrumpiendo e impidiendo la cooperación económica, comercial y tecnológica normal entre China y otros países. Esta práctica, nacida de la mentalidad obsoleta de la Guerra Fría, contraviene el espíritu de cooperación internacional y la tendencia de los tiempos y socava los intereses de China, los Estados Unidos y los intereses comunes de todos los países del mundo.

China insta a Estados Unidos a adoptar una actitud responsable, detener sus acusaciones maliciosas y calumnias intencionadas, adoptar una visión objetiva sobre la política de integración militar-civil de China y hacer más esfuerzos para promover las relaciones entre China y Estados Unidos y la cooperación internacional.

Suggest To A Friend:   
Print